Alga cabello de ángel (Chaetomorpha linum)

Cómo es:

Chaetomorpha linum pertenece al filo Chlorophyta (Algas verdes), clase Cladophorophyceae, orden Cladophorales y familia Cladophoraceae. Las especies de este orden son exclusivamente filamentosas y presentan una alternancia generacional isomorfa, donde cada generación puede ser renovada de forma vegetativa. Esta familia presenta sus filamentos formados por células relativamente grandes y con una pared celular bastante gruesa.

Chaetomorpha linum presenta un talo que puede llegar a medir hasta 10 y 15 cm de largo y 0,2 y 0,3 mm de ancho, con filamentos rígidos al tacto, no ramificados, formando masas esponjosas muy entremezcladas. Las células de los filamentos son grandes y suelen ser 1 o 2 veces más largas que anchas. Muestran varios núcleos celulares. Su color va de verde intenso a verde oscuro.

Cómo vive:

Chaetomorpha linum es una especie fotófila que vive principalmente en aguas someras protegidas, en charcas de marea poco profundas y en lagunas costeras. Puede formar amplias madejas flotantes a finales del otoño. Normalmente forman grandes concentraciones en fondos de arena o fango. Se encuentra presente todo el año, con máximos en primavera y otoño.

En el mar Menor es una especie abundante en aguas someras y suele encontrarse junto con otras especies de algas. Suele ser más abundante en la cubeta norte, aunque en el resto de la laguna se reparte de manera similar. Se trata de una especie cosmopolita ampliamente distribuida y frecuente en el mar Mediterráneo.

Algunas curiosidades:

Seguramente esta especie podría ser una forma de la muy parecida Chaetomorpha aerea. Las formas flotantes se reproducen únicamente de forma vegetativa a través de trozos de filamentos. En el Mar Menor se han observado muchas especies, como cangrejos, camarones o agujas de río, que buscan cobijo y protección bajo las espesas masas de Chaetomorpha linum. Sobre sus talos se asientan muchas especies como varias especies de anemonas de mar o pequeños gasterópodos.

Esta especie puede desplazarse con las corrientes, y en ocasiones se acumulan muchas madejas formando grandísimas concentraciones que sirve de alimento a varios opistobranquios como Ercolania viridis