Medida 7

«Prueba piloto de oxigenación en la cubeta sur del Mar Menor, mediante difusión de microburbujas de oxígeno. Puerto de La Isleta

Descripción

A finales de febrero de 2022, el Grupo de trabajo de Ecología Lagunar instó a poner en marcha un proyecto piloto de oxigenación dentro del Mar Menor, mediante la difusión controlada y monitorizada de microburbujas de oxígeno puro generadas a partir de oxígeno licuado, con el fin de contar con una experiencia a pequeña escala que permitiese evaluar la viabilidad de la puesta en marcha de un proyecto de oxigenación a gran escala en el Mar Menor.

Tras estudiar diversas ubicaciones, la Dirección General del Mar Menor decidió realizar esta prueba piloto en el interior del Puerto de La Isleta (Puerto Bello), en La Manga del Mar Menor (T.M. de Cartagena), que se determinó como el más idóneo, por su configuración y características.

Dicho puerto se encuentra en el Término Municipal de Cartagena, al inicio de La Manga del Mar Menor, en su orilla oeste.

Administrativamente, el puerto se encuentra cedido a la Región de Murcia y cuenta con una concesión a favor del Club Náutico La Isleta.

Una vez obtenidas las correspondientes autorizaciones, se procedió a contratar la realización de la prueba a una empresa especializada en suministro y difusión de gases.

El funcionamiento de la prueba de oxigenación comenzó el 26/05/2022. El período de funcionamiento será de 2 meses.

Los elementos a instalar se han colocado sobre las instalaciones del puerto, sin necesidad de acometer nuevas obras.

La prueba consistirá en la difusión controlada de oxígeno puro dentro del agua del puerto.

Se difundirá un volumen tal que sea capaz de elevar la concentración de oxígeno en el agua del puerto, alcanzando, al menos, una concentración de 4 mg/l de oxígeno en la capa más profunda de agua (1 metro por encima del fondo) en un radio de 20 metros desde la zona de difusión. No obstante, se espera que el radio de acción de la prueba sea mucho mayor, y que sus efectos se aprecien en todo el volumen de agua del puerto.

Para realizarla, se ha colocado un sistema de almacenamiento de oxígeno licuado en el muelle principal del puerto acompañado de un sistema de gasificación apropiado y, desde ahí, mediante tuberías, se conduce el oxígeno de forma paralela al pantalán del puerto. Al final de dicho pantalán se ha ubicado el sistema de dosificación de oxígeno, y conectado a él hay una parrilla difusora construida a base de mangueras microperforadas desde donde, por diferencia de presión con el agua, va saliendo lentamente el oxígeno.

El sistema cuenta con un sensor que mide en todo momento los niveles de oxígeno en el agua, con el fin de comprobar el funcionamiento del sistema y regularlo. El sistema cuenta con control remoto.

Con el fin de evaluar la prueba, se van a realizar análisis periódicos de parámetros físico-químicos tanto en el agua como en el sedimento del puerto, así como análisis de fitoplancton y microorganismos presentes. Además, se realizará un seguimiento mediante imágenes de la evolución del agua y el sedimento.

El desarrollo de este proyecto no alterará el fondo marino, ni generará corrientes de agua. Tampoco modificará la dinámica del puerto ni afectará negativamente a la fauna o la flora.

Tampoco genera turbidez ni remoción del fondo.

Por otra parte, este sistema no rompe la estratificación, lo que redunda en que se sigan manteniendo temperaturas más frescas en el fondo y no se produzca ningún tipo de alteración del hábitat.

Motivación

Los estudios realizados en cuanto a las causas de la crisis producida en agosto de 2021 en el Mar Menor apuntan a que la falta de oxígeno en las capas profundas fue el detonante que dio lugar a la mortandad masiva y rápida que se produjo.

Actualmente, y debido a las sucesivas crisis eutróficas que han ido teniendo lugar, así como a la colonización de los fondos por especies caducifolias, el fondo del Mar Menor presenta un estado de deterioro muy importante y contiene una gran acumulación de materia orgánica muerta en descomposición.

La descomposición de dicha materia orgánica redunda en que exista una elevada demanda de consumo interno de oxígeno. Y a ello se une el que se ha reducido la producción interna de oxígeno procedente de las praderas, causado, por un lado, por el retroceso de dichas praderas y, por otro, por el cambio de especie principal que ha tenido lugar. El carácter caducifolio de Caulerpa prolifera reduce el período anual de producción de oxígeno y, por otro lado, contribuye a aumentar, año tras año, la cantidad de materia orgánica en descomposición, haciendo que el balance interno de oxígeno en el ecosistema sea mucho más desfavorable que si dichas praderas fuesen de fanerógamas marinas.

La situación en verano se agudiza aún más, puesto que las altas temperaturas reducen la concentración de oxígeno en el agua. Ello, unido a una mayor actividad biológica y a la estratificación que causa la temperatura del agua, da lugar a que durante la noche se midan concentraciones de oxígeno de incluso 0 mg/l en las capas profundas de la laguna, siendo el detonante de procesos anaerobios que generan multitud de compuestos tóxicos.

Objetivos

Dado que la duración de la prueba es reducida en el tiempo, no se esperan cambios significativos en la biota del puerto, puesto que los procesos biológicos no son tan rápidos. Si continuase en el tiempo, probablemente sí se podría apreciar una evolución en la fauna y la flora.

En concreto, con esta prueba se persiguen los siguientes objetivos:

  • Comprobar y demostrar que la difusión controlada de oxígeno puro es capaz de aumentar notablemente el nivel de oxígeno disuelto (OD) en un volumen de agua concreto.
  • Valorar la eficiencia de la difusión de oxígeno puro en el agua de mar.
  • Comprobar que se puede ajustar en todo momento la cantidad de oxígeno a difundir, en función de los valores de oxígeno que se midan en el agua.

Financiación

La financiación de este trabajo corresponderá en un 80% a Fondos FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional) y en un 20% a fondos propios asociados de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

Próximos pasos

A partir de los resultados obtenidos, se diseñarán otras acciones de oxigenación a gran escala, en la lámina de agua del Mar Menor, tanto desde puntos fijos como desde un sistema móvil.

Para ello, será necesario realizar un estudio profundo de las corrientes marinas, con el fin de lograr una máxima eficiencia en estos sistemas.

Se tomarán también como base los datos de monitorización de oxígeno facilitados semanalmente por el Servicio de Pesca de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente.